Privyet, San Petersburgo

Una ciudad a la vanguardia, moderna, y con una gran evolución cultural, San Petersburgo es una grata sorpresa. Piérdete caminando sobre sus canales, persiguiendo los pasos de escritores Pushkin y Dostoevsky, navegando por los pasillos de uno de los museos más grandes del mundo, y olvidándote de la oscuridad en sus noches blancas.

El Palacio de Invierno es el edificio más prominente del Museo de Hermitage de San Petersburgo, el segúndo museo más grande del mundo.
© 2019 Helen Bohórquez 

Rusia no tiene el atractivo turístico de otros países europeos a pesar de ser potencia mundial, ser el país más grande del mundo, y tener casi 1600 años de historia.

Por sus connotaciones negativas actuales o pasadas, Rusia no recibe el mismo numero de viajeros, pero para aquellos interesados en la historia, el arte, y la literatura, San Petersburgo es un destino estupendo.

Conocerla un poco nos acerca al entendimiento de la idiosincrasia rusa, incluyendo, que los mueve, como se ven reflejados ante el mundo, y el porqué de su compleja historia política.

En San Peterburgo concluimos un viaje excusado por el Mundial de Fútbol, y tras cuatro días allí, concluimos que nada tiene que envidiarle a Paris, Londres o Atenas. Es una ciudad aprendiendo a abrirse al mundo, y presenciar ese proceso fue muy interesante.

Ranking de calidad

Opciones de transporte

Seguridad

Entretenimiento

Opciones de hospedaje

Variedad gastronómica

Pago y cambio de moneda

Wifi e infraestructura móvil

DATOS PARA EL VIAJERO

Puedes llegar a San Petersburgo desde Moscú en un tren rápido Sapsan (3 hrs 30 min aprox) o uno regular (8 hrs 30 mins) via Russia Railways. El sitio web de Russian Trains es un gran recurso.

Por ser económico y céntrico, nos hospedamos en un hotel cápsula, Your Space. El hostal es pequeño, pero novedoso y limpio. Recomendado a mochileros, pero no para aquellos con equipaje grande o pesado. Otras opciones de hostales en HostelWorld.

El idioma ruso utiliza el alfabeto cirílico. Usa la aplicación el Traductor de Google, descarga el Ruso y utiliza la función de traducción instantánea con la cámara. Esta nos fué super útil a la hora de ver un menú o ir al supermercado.

Visita Mapuche, uno de los pocos restaurantes latinos de la ciudad, y considerado como uno de los 100 mejores restaurantes de San Petersburgo en el 2017.

Pyshki: Un tipo de donut muy popular en Rusia. Son deliciosas y fáciles de conseguir en cualquier cafe o pyshechnaya. 

Pirozhki: Piensa en empanadas rusas, rellenas de papa, col, champiñones o carne. ¡También hay opciones dulces!

Morozhenoe: Un tipo de helado a base de leche muy cremoso, popular en la Avenida Nevsky y que se come en cualquier estación del año.

Blini: Este estilo de crepes es servido en casi todos los restaurantes y se puede acompañar con jalea, fruta y hasta caviar.

DIA 1

7:00 PM

LLEGADA Y HOSPEDAJE EN SAN PETERSBURGO

Noches blancas en San Petersburgo, Rusia. Foto: Helen Bohorquez para Perspectivas.co
Las noches blancas, donde no anochese por completo, son comunes en el verano.

Volar desde Moscú es la forma más rápida de llegar a San Petersburgo. Sin embargo, para los que disfrutan los viajes en tren, también hay otras opciones. Más info en la sección de consejos.

Hospedarse en la zona céntrica de la ciudad (Distrito Tsentralny) te da acceso a un agradable laberinto de puentes y canales que conectan series de edificios que datan del siglo XVIII. Muchos de estos sirven como residencias, hoteles, boutiques y restaurantes unidos por patios centrales y áreas comunales.

Al caminar por la ciudad, se puede apreciar el deterioro de algunos edificios, lo que le agrega un encanto bohemio, en especial durante el atardecer. Por su diseño y construcción–idea de su fundador, Pedro el Grande, e inspirado en la ciudad de Ámsterdam, el escritor Fiódor Dostoyevski la llamó «la ciudad más abstracta y premeditada del mundo«.

Canales de San Petersburgo, Rusia
San Petersburgo es conocida como la Venecia del Norte por sus grandes canales y puentes. Fue construída para ser la «ventana a Europa».
© 2019 Helen Bohórquez

DIA 2

10:30 AM

CONOCIENDO SAN PETERSBURGO

Caballero de Bronce, San Petersburgo, Rusia
Símbolo de la ciudad, el Caballero de Bronce conmemora a Pedro El Grande. Se dice que su base es la roca más grande que ha movido el hombre.

Para aprender a movilizarse por una ciudad – en especial si el idioma base no es el español o el inglés, se puede tomar un Free Tour. El concepto es sencillo: un voluntario con suficiente conocimiento de la ciudad te muestra los puntos de interés y te habla un poco del lugar y su historia, todo a cambio de alguna propina que quieras darle.

Después del tour de 2.5 horas, puedes explorar por tu cuenta lugares históricos y puntos turísticos como el Jinete de Bronce, el Embarcadero del Palacio, la plaza del Palacio, y la Avenida Nevsky Prospekt, la cuál es la calle principal de la ciudad. Aquí encontrarás muchas opciones de restaurantes para almorzar, cafés, tiendas, y pequeñas plazas para caminar o ser parte de algún evento cultural.

3:00 PM

IGLESIA DEL SALVADOR

Mosaicos en el interior de la Iglesia del Salvador, San Petersburgo, Rusia | Noches blancas en San Petersburgo, Rusia. Foto: Helen Bohorquez para Perspectivas.co
Vista de los mosaicos en el techo de la Iglesia del Salvador.

La primera parada obligatoria es la Iglesia del Salvador de la sangre derramada. Construída en 1883, esta iglesia ortodoxa está localizada en el lugar de muerte de el zar Alejandro II de Rusia. Es un auténtico exponente arquitectónico del estilo neorusso, una combinación de varios estilos europeos e influencia medieval rusa, característica de otras edificaciones en la nación, siendo la más conocida, la Catedral de San Basilio en Moscú.

Dejarse llevar por su atractivo exterior no se compara a la sensación de asombro al ingresar a la iglesia. Su interior está recubierto de una de las colecciones más grandes de mosaicos del mundo. Presenciar esa mezcla de color, imagenes religiosas, luz y pomposidad rusa la hacen una experiencia visual y artística fascinante e imperdible.

Catedral de Nuestra Señora de Kazan, San Petersburgo, Rusia
La Catedral de Nuestra Señora de Kazan sobre la Avenida Nevsky Prospekt.
© 2019 Helen Bohórquez

DIA 3

10:00 AM

ARTE E HISTORIA EN EL MUSEO DEL HERMITAGE

Restos de armadura nómada del siglo X - Museo del Hermitage, San Petersburgo.
Restos de armadura nómada del siglo X en el Museo del Hermitage.

Se cree que para admirar todas las piezas dentro del Museo del Hermitage se necesitarían once años. Y aunque la cifra parezca una exageración, es fácil entender porqué. El museo es un complejo masivo de 5 edificios y 400 salas que sirven de resguardo a más de 3 millones de piezas, incluyendo pinturas, libros, monedas, armas, y todo lo que se pueda considerar artistico, histórico o valioso en el mundo. Es un absoluto y fascinante paraíso visual. 

El museo no es fácil de recorrer. Es confuso, la señalización y descripciones en inglés son escasas, y perderse es fácil. Pero aún así, visitarlo debe ser una prioridad si se tienen varias horas libres. Recomendamos la colección de artefactos arqueológicos de Europa Oriental y Siberia, ya que es una ventana a las culturas nómadas de la región antes de la consolidación de la identidad rusa. 

5:00 PM

300 ESCALONES EN LA CATEDRAL DE ISAAC

Vista desde la Catedral de San Issac, San Petersburgo, Rusia
Vista desde la Catedral de San Issac.

Observar el atardecer desde el exterior de la tercera cúpula más grande del mundo suena a carnada de turista, pero vale la pena morderla.

Esta es una de las razones principales para visitar la Catedral de Isaac, construída en el siglo XIX para servir la comunidad ortodoxa de San Petersburgo, y transformada en el Museo de la Historia de Religión y Ateísmo durante la era soviética, y en punto de referencia durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde su cúpula se puede delinear el horizonte de la ciudad, y apreciar la magnitud del Lajta Tsentr, el rascacielos más alto de Europa y recién terminado en el 2018.

Vista de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, San Petersburgo
Vista de la Fortaleza de San Pedro y San Pablo desde el Rio Neva.
© 2019 Helen Bohórquez

DIA 4

1:00 PM

DESPEDIR LA CIUDAD

Museo de Cosmonautica, San Petersburgo.
Museo de Cosmonautica en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo.

La mejor forma de despedirse de San Petersburgo es caminándola. Un buen punto para comenzar es el Campo de Marte, utilizado en la actualidad como parque público y hogar de la Llama Eterna, un monumento de recordación a héroes de la revolución.

Desde allí, cruza el Puente de la Trinidad, un puente elevadizo que conecta al Distrito Petrogradsky, famoso por sus edificios y zonas naturales. Su mayor atractivo es la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, punto de fundación de la ciudad. A pesar de su origen religioso, el complejo fue utilizado como bodega de artillería, prisión, cementerio y mausoléo. En la actualidad se puede apreciar la riqueza de esa historia ya que es hogar de varios museos incluido el Museo de Cosmonáutica, y la prisión Trubetskoy.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *