¡Kalimera, Atenas!

Permítete la increíble fortuna de recorrer Atenas, la ciudad que ha estado en pie por milenios. Maravíllate ante los vestigios de una civilización que buscaba respuestas en el arte, la filosofía, y la política. Encántante con sus templos, calles y delicias gastronómicas, y aprende más sobre las ideas que emergieron aquí y que aún moldean el mundo.

Odeón de Herodes Ático, en la falda de la Acrópolis de Atenas.
© 2019 Helen Bohórquez 

Es uno de los países más visitados del mundo.

Su belleza natural, sus majestuosas islas en el Mediterráneo, su exquisita gastronomía, y sus fascinantes sitios arqueólogicos son magnéticas razones para hacer turismo en Grecia. Su capital, Atenas, logra darte esto y mucho más.

Como centro de actividades del país, Atenas ha atraído por 3400 años a marineros, comerciantes, artistas, filósofos, dramaturgos, y guerreros. Estos crearon una sociedad que dió origen a grandes conceptos que aún moldean nuestra era, desde la democracia hasta la medicina moderna.

Esto es lo que hace de Atenas uno de los destinos más interesantes que he visitado. Recorre en 5 días esta ciudad, utiliza el tiempo para hacer un par de excursiones fuera de ella, y deja los costosos selfies en Santorini para otra ocasión.

Ranking de calidad

Opciones de transporte

Seguridad

Entretenimiento

Opciones de hospedaje

Variedad gastronómica

Pago y cambio de moneda

Wifi e infraestructura móvil

DATOS PARA EL VIAJERO

Transporte: La forma más fácil de llegar a Atenas desde el aeropuerto es tomar el tren hasta la Estación Larissis y ahí conectar via metro a las estaciones cerca al hotel. El tráfico en el centro es caótico y el transporte público es una buena opción.

Seguridad: Toma precauciones extras con tu dinero y objetos de valor. Nuestro guía nos hizo énfasis en evitar los carteristas asegurándote de tener una buena maleta, candado y no dejar el teléfono desatendido.

Entradas: Este es el sitio web [en inglés] para comprar entradas a la Acrópolis y otros centros arqueólogicos. En fechas especiales, la entrada no tiene costo, mira la lista de días gratis aquí. Los precios y horarios también varían según la estación. Más info en nuestro mapa.

Dato raro: Lleva zapatos que no resbalen a la Acrópolis. Las escaleras están hechas de piedra y mármol muy resbaladizo. Vimos a la misma chica caerse dos veces descendiendo de allí.

Tour: Como mencioné en mi blog de San Petersburgo, hacer un free tour para conocer la ciudad es muy útil. En Atenas, tomamos el Athens Free Tour en español, y la pasamos muy bien con nuestro guía Dimitri, ateneano de nacimiento.

Negocios favoritos: Restaurante Liondi: excelente comida tradicional griega. Conocimos a Stravos, el chef, quien trabajó en Nueva York varios años. Y Forget Me Not, una boutique especializada en diseño griego contemporáneo. Estupenda para encontrar souvenirs únicos y modernos.

Moussaka: Caserola que parece una lasaña a base de berenjena, carne y especias. ¡Deliciosa!

Tzatziki – Crema hecha a base de yogurt, pepino cohombro y ajo, que se sirve con pita como acompañamiento o como base de otros platos. Me obsesioné al punto de preparala en mi casa.

Aceitunas kalamata: Yo detestaba las aceitunas hasta que mi paladar descubrió las kalamata. Genial para acompañar cualquier plato.

Choriatiki: Típica ensalada griega, sin embargo nada se compara con saborearla sus ingredientes mediterráneos.

Pescado y mariscos: Pulpo asado con pasta, pescado apanado con pistachos, mejillones, la lista es infinita.

DIA 1

3:00 PM

HOSPEDAJE EN ATENAS

Ágora romana, Plaka, Atenas
Ruinas de la Ágora romana en el barrio de Plaka.

Los barrios de Plaka, Monastiraki y Síntagma son los más céntricos y populares para hospedarse, sin embargo la estadía en un hotel de renombre puede ser costosa. Alojarse en un hotel pequeño es una buena opción.

Por su cercanía a la Acrópolis, Plaka es conocido como el “barrio de los dioses”. Sirvió como centro de residencia de invasores turcos y otomanos, y fue abandonado varias veces debido a las muchas guerras que se dieron allí. Vestigios de todas las culturas que pasaron por esta zona se pueden ver en la arquitectura de algunos muros y edificios que todavía están de pie.

Otro de los mayores atractivos de estos barrios son sus numerosos museos e iglesias byzantinas. Perderse en los detalles de la iglesias Agios Eleftherios o Panagia Kapnikarea es un gusto que deben darse.

Vista del Arco de Adriano, Templo De Zeus Olímpico y Estadio Panathenaicos, Atenas, Grecia
Vista del Arco de Adriano, Templo De Zeus Olímpico y Estadio Panathenaicos, el primer estadio hogar de los Juegos Olímpicos modernos.
© 2019 Helen Bohórquez

DIA 2

10:00 AM

CONOCER LA CIUDAD

Iglesia Bizantina Panagia Kapnikarea, Atenas, Grecia | Helen Bohorquez para Perspectivas
Panagia Kapnikarea, en la plaza Monastiraki.

El impulso natural es visitar la Acrópolis a primera hora de la mañana, pero explorar la ciudad primero tiene sus ventajas.

Empieza en el Arco de Adriano, pasa por las ruinas del Templo de Zeus Olímpico, y adéntrate al Jardín Nacional de Atenas, donde se puede apreciar el Záppeion, el primer edificio construído  y destinado para los Juegos Olímpicos modernos. Todos estos son puntos imperdibles para viajeros con un par de horas libres.

Sáltate el cambio de guardia en la Tumba del Soldado desconocido en la plaza Síntagma, y camina a la plaza Monastiraki. Aprovecha allí para almorzar en una alguna de sus concurridas tavernas, navegar por el mercado de las pulgas, o hacer parada en alguna kafeteria. Si te gusta el café, no te vayas sin probar un elliniko, una especie de espresso que se toma con lentitud y que es la bebida preferida de los locales.

4:00 PM

LA ACRÓPOLIS Y EL PARTENÓN

El Partenón, sobre la Acrópolis de Atenas.
El Partenón, sobre la Acrópolis de Atenas.

Esperar la tarde para subir a la Acrópolis hace que te encuentres con menos viajeros. La entrada principal te da una vista estupenda del Odeón de Herodes Ático, teatro construido en el año 161 DC y restaurado en 1950, y de el Propileos, el majestuoso pórtico original de la ciudadela. La entrada lateral te da acceso al estupendo Museo de la Acrópolis.

El significado de Acrópolis es ciudad alta, y al contrario de lo que muchos piensan, no es una sola estructura, pero un complejo de edificios, siendo el más famoso el Partenón. Este, al igual que el Templo de Atenea Niké están dedicados a la diosa Atenea, principal figura de la mitología griega, y patrona de la ciudad.

A pesar del proceso de reconstrucción del lugar, es imposible no quédarse atónito al observar las ruinas. Transportarse en el tiempo, imaginar los antiguos griegos construyendo, adorando a sus dioses, y disfrutar de la gloriosa vista de la ciudad, hace que sea imposible no contemplar nuestra existencia moderna.

Vista de la Acrópolis.
Vista de la Acrópolis.
© 2019 Helen Bohórquez

DIA 3

9:00 AM

EXCURSIÓN A LA ISLA DE EGINA

Puerto de la Isla de Egina, Grecia.
Puerto principal de Egina, a 40 minutos de Atenas.

Es común para muchos viajeros hacer una rápida parada en Atenas para después continuar a islas como Santorini, Creta y Mykonos. Y aunque estas son una excelente razón para regresar a Grecia, existen islas igual de pintorescas que están a solo un par de horas de la capital. Desde Pireus, el puerto más grande de la ciudad, se pueden tomar barcos y ferries a islas como Egina, Hydra, y Poros.

La isla de Egina es un popular destino de fin de semana entre los locales. La isla es conocida por producir lo que se creen son los mejores pistachos del mundo, por las ruinas del Templo de Afaya, y por tener un importante centro de devoción ortodoxa, el monasterio del venerado santo Agios Nektarios.

Caminar por la costa, súmergerse en el Mar Mediterráneo, almorzar un buen plato mariscos, y observar el atardecer tomando una cerveza local es darse un decadente pero merecido gusto.

Monasterio Varlaam, en Kalambaka, Meteora, Grecia
Varlaam, parte de los monasterios suspendidos en los aires, en Kalambaca, Meteora.
© 2019 Helen Bohórquez 

DIA 4

8:00 AM

EXCURSIÓN A LOS MONASTERIOS DE METEORA

Monasterios de Meteora, Kalambaca,
Los Monasterios de Meteora son considerados Patrimonio de la Humanidad.

Conocer los monasterios suspendidos en el aire de Meteora tiene que estar en la lista obligatoria de cualquier viajero. La mayoría de los turistas toman un tour de dos días que también incluye el sitio arqueológico de Delfos, el cual era el centro del universo según los griegos de la antigüedad. Sin embargo, conocer Meteora en un día es posible.

Usando GrecoTour, tomamos el tren desde la estación Larissis al pueblo de Kalambaca. Allí, el guía te conduce por la formación rocosa conocida como Meteora, hogar de los seis monasterios elevados, construidos en el siglo XIV. La particular geografía del lugar, la imposibilidad arquitectónica de los templos, y el particular enigmatismo de su interior, te deja sin aliento. 

Detalle de una vasija funeraria de la era clásica, Ágora, Atenas
Detalle de una vasija funeraria de la era clásica, Ágora.
Fresco bizantino en la Iglesia de los Santos Apóstoles, Siglo X, Ágora, Atenas
Fresco bizantino en la Iglesia de los Santos Apóstoles, Siglo X, Ágora.
Uno de los lados de una herma, en el Estadio Panathinaikó.
Uno de los lados de una herma, en el Estadio Panathinaikó.

DIA 5

10:00 AM

PERDERSE EN EL BARRIO ANTIGUO

Vista del Ágora, y el Estoa de Átalo
Vista del Ágora, y el Estoa de Átalo.

El último día de viaje se puede disponer para visitar el Ágora, las ruinas del barrio central de la Antigua Atenas. Este fue el núcleo comercial, político y social de la ciudad, y se cree que aquí se dió origen al concepto de democracia.

También fue un importante punto de influencia cultural, gracias en parte a filósofos como Platón y Socrates quienes recorrieron el Ágora diseminando sus ideas. Este último fue juzgado por corrompir las mentes de la juventud en la corte de leyes localizada aquí. Por último, en el Ágora también se puede visitar el Estoa de Átalo, hogar del Museo del Ágora, el Hefestión, y la Iglesia de los Santos Apóstoles.

👇 Sí te gustó esto, déjame un comentario abajo, sigue mi boletín semanal, y comparte en tus redes sociales. ¡Gracias!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *